Que són las lacas cataforéticas?

La laca cataforética es un tipo de recubrimiento electroforético que se utiliza para proteger y decorar superficies metálicas. Se aplica mediante un proceso llamado electroforesis, en el que se utiliza una corriente eléctrica para depositar la laca en la superficie del objeto a recubrir.

En este proceso, la pieza de metal se sumerge en una solución acuosa que contiene partículas cargadas eléctricamente de la laca. Al aplicar una corriente eléctrica, las partículas de laca se atraen hacia la superficie del metal y se adhieren a ella formando una capa uniforme y resistente al desgaste. Si la piezas contiene piezas no metálicas, estas no serán recubiertas por la laca.

La laca cataforética se utiliza en la industria automotriz, aeroespacial y en la fabricación de electrodomésticos, entre otros sectores, para proteger las superficies de metal contra la corrosión y los efectos ambientales adversos. En nuestro caso, la utilizamos en la industria de la joyería y la bisutería para dar color o protección con brillo a las piezas metálicas, sean de plata, latón, bronce, peltre, etc..

Principales Ventajas

La laca cataforética ofrece varios beneficios en términos de resistencia y durabilidad en comparación con otros tipos de lacas.

En primer lugar, la laca cataforética es conocida por su excelente resistencia a la corrosión. Esto se debe a que el proceso de electroforesis utilizado para aplicar la laca asegura que la capa sea uniforme y sin imperfecciones, lo que ayuda a prevenir la entrada de humedad y otros agentes corrosivos. Además, la laca cataforética puede resistir la exposición a ambientes agresivos, como altas temperaturas, humedad y productos químicos, lo que la hace ideal para aplicaciones industriales.

En comparación con otras técnicas de recubrimiento, la laca cataforética también ofrece una mayor durabilidad. Esto se debe en parte a que el proceso de electroforesis proporciona una capa de laca más uniforme y densa que otros métodos de recubrimiento. Además, la laca cataforética es capaz de adherirse fuertemente a la superficie del metal, lo que la hace más resistente a la abrasión y a los arañazos.

Otro beneficio de la laca cataforética es que puede ser aplicada en una amplia variedad de superficies metálicas, lo que la hace muy versátil. Además, la laca cataforética es fácilmente ajustable en términos de grosor y nivel de brillo, lo que permite su adaptación a diferentes requisitos de acabado.

En general, la laca cataforética es una excelente opción para aplicaciones en las que se requiere alta resistencia a la corrosión, durabilidad y una amplia variedad de opciones de acabado. Sin embargo, su principal desventaja es que el proceso de electroforesis es relativamente costoso en comparación con otros métodos de recubrimiento.